Los diseñadores que llegaron este año a las pasarelas de Colombiamoda en Medellín hicieron gala de conceptos diversos. Se inspiraron en el océano Pacífico, en los viajes en el tiempo, en los colores de India o en la naturaleza; presentaron colecciones versátiles para todo tipo de personas y todo tipo de gustos, con prendas arquitectónicas, otras artesanales y unas más inspiradas en arte abstracto.

EXÓTICA, RENATA LOZANO

Inspirada en los colores de India y con diversos materiales, la diseñadora Renata Lozano ofreció una colección versátil y atemporal. “Para mí es la máxima expresión de Renata Lozano”, dice. Con trabajo manual y también, muchas horas de trabajo, optimizó retazos y buscó la armonía entre materiales para lograr un trabajo coherente.

Una sola prenda puede tener hasta 10 materiales. Combinó organza con licra o denim con chifón y entregó prendas con una paleta amplia de color, desde el naranja intenso hasta el azul, inspirada en India.

DESCUBRIMIENTO, LUGÓ LUGÓ

Los hermanos Daniel y Alejandro Lugó presentaron una colección masculina inspirada en los viajes en el tiempo y en el descubrimiento de América: en la fauna y la flora.

Siluetas amplias, chaquetas de cuatro bolsillos y estampados con grafías tropicales y botánicas hacen parte de la colección, de 300 piezas, en materiales frescos como algodones, linos y sedas. Beachwear, sastrería, sleep wear y zapatos, diseñados por ellos mismos.

RESORT 2020, ANDRÉS OTÁLORA

La elegancia y esplendor de Venezuela en 1970 y 1980 fueron la inspiración para la colección del diseñador caleño. Tops, blusas, vestidos largos para la noche y midi para otras ocasiones, pantalones anchos, enterizos y volúmenes en las mangas integran esta propuesta, con estampados inspirados en la técnica asiática de ikat.

Algunas grafías son vegetales y florales, otras son menos obvias y se diluyen en colores naranja, azul y verde en un fondo claro. El tipo de telas que prefirió el diseñador en esta oportunidad son algodones, fallas, sedas y linos, en una paleta de colores que privilegió los blancos, negros, mostaza y tonos azules, verdes y naranjas.

TERRACOTA, ALADO

El trabajo de Alejandro González y Andrés Restrepo surgió del acercamiento con comunidades indígenas. Los diseñadores de Alado encontraron en la alfarería, la cerámica y la porcelana un legado de estas comunidades y decidieron rendir un homenaje al trabajo manual.

Terracota narra el encuentro de las manos con el barro, a través de vestidos largos, mangas con volumen y siluetas con caída y volúmenes. Con grafías, materiales y alusiones a la pintura del Carmen de Viboral y la escultura precolombina. La colección se complementa con piezas de cerámica como herrajes, aplicaciones, collares o bolsos. En su creación participaron Mariana Giraldo y Alberto Llanos.

ARTE KLINT, CAMILO ÁLVAREZ

Camilo Álvarez presentó en alianza con textiles Vicunha una colección de formas geométricas que surgen a partir de los cuadros de la artista sueca Hilma al Klint. “Esa idea de lo que se descubre, lo que sale a luz, es lo que se trabajó en el lavado. Con Vicunha hicimos procesos de lavados y desmonte de color”, explica Álvarez.

Naranjas, azules y otros bloques de color dan solidez a una colección caracterizada por su versatilidad. Prendas como faldas, chaquetas y vestidos de diferentes largos hacen parte de la colección. Sin duda, pueden ser utilizados a diario. Los materiales predominantes son tencel, dril y algodones.

ATEMPORAL, PINK FILOSOFY

Opuesto a la premisa de la moda que busca un ciclo constante de consumo y desecho, la colección A-Temporal de la firma Pink Filosofy pretende “que la mujer tenga una compra consciente. Que la pueda usar en diferentes temporadas y a lo largo de su vida”, dice la diseñadora Adriana Arboleda.

Ofrece vestidos, faldas, blusas y pantalones holgados hechos en denim, algodones, linos y tejidos. Los colores “están en la tierra y son atemporales”, explica y pasan por terracotas, mostaza, verdes, dando como resultado una paleta natural.

ALOHA, BEATRIZ CAMACHO

Una mujer surfista que se mueve con tranquilidad y elegancia es el concepto que presentó la diseñadora Beatriz Camacho. Inspirada en Hawái, hace una reflexión sobre el consumismo feroz en la industria de la moda e invita a seleccionar mejor las prendas, para darles un espacio duradero en el clóset.

La colección tiene piezas estructuradas y arquitectónicas. Faldas con dobleces y pantalones son protagonistas, con piezas superiores de siluetas simples. Se ven tonos marinos y los estampados de la firma, que mezclan colores bases de tierras y highlights de neón.

Estas propuestas, de diferentes estilos y tonos, pretenden colarse en el clóset de diferentes amantes de la moda, sin importar figuras, géneros ni razas.