Las consecuencias se han visto en el hecho de que se ha tenido que cancelar desfiles de importantes diseñadores y con cambios el proceso de fabricación de ropa para marcas como Mango, H&M y Puma

Estas semanas y las próximas son ahora un camino de esperanza y un poco de incertidumbre, el turismo quedó frenado en casi todo Europa, todo el dinero que año tras años se invierte para la moda se ha puesto al servicio de la causa. Un ejemplo cercano es Inditex. La empresa de Amancio Ortega que anunció, que decidió convertir sus labores de producción textil a crear material sanitario, como batas. La logística de la empresa también servirá para dar apoyo que necesite el gobierno, y a donaciones propias, esta semana, de “300.000 mascarillas quirúrgicas”.

CAMBIOS QUE PROMUEVEN LA REINVENCIÓN  

Que China sea una de las fuentes más importantes de las grandes empresas de la moda ha creado un un futuro incierto en el sector. Parar gran parte de la producción de las empresas hace tambalear un poco esas campañas que venían este año mostrándonos todo el arte que tiene una prenda. 

Un bufete de abogados, expertos en derecho societario dice que todas esas empresas que ponen a países asiáticos como el mayor productor, y además distribuidor de sus diferentes productos, se están viendo más afectados en medio de esta coyuntura, mientras que algunas empresas tienen como aliado otros países o cuentan con otros suministros. Ellos podrán moverse mejor.

UNIÓN DE LOS MÁS GRANDES  

Las donaciones ahora son un foco en este momento, especialmente en Italia que es el país más afectado.“Milán es una ciudad que nos ha dado cosas extraordinarias. No podemos y no debemos abandonarla. Remo Ruffini, dijo esto junto al anuncio de la donación de 10 millones de euros para construir un nuevo hospital en Milán con 400 unidades de cuidados intensivos. Giorgio Armani de manera muy discreta quiso donar 1,25 millones a cuatro hospitales que se estaban viendo más vulnerables. Por otra parte, Donatella Versace, sintió la necesidad de hacer su donación de 200.000 euros a título personal a la UCI del hospital San Raffaele hospital de Milán. Para por su parte, junto a consejeros y el mismo presidente quisieron que su aporte fueran dos unidades de cuidados intensivos a cada hospital en Milán. Domenico Dolce y Stefano Gabbana se fueron por otro camino ¿cuál? la investigación que quieren que haga la universidad Humanitas de Italia. Los más grande como LVMH, Kering, Richemont y Hermès sus grandes aportes a la Cruz Roja China y a fundaciones implicadas en la lucha contra el coronavirus.

Conclusión

La pandemia del Coronavirus Covid-19 da miedo. Ya en este punto nadie puede decir lo contrario.Pero entre toda esa negrura, hay esperanza. 

Muchas personas han visto este momento de la historia como una oportunidad para volver hablar con amigos y seres queridos ya sea por teléfono o videollamadas, mientras otros, más creativos han hecho fiestas virtuales por aplicaciones móviles.

Supermercados en diferentes partes del mundo, crearon una “hora de la tercera edad” especial para que los consumidores mayores y las personas con discapacidad tengan la oportunidad de comprar tranquilos.

Las crisis también nos dejan ver el lado con más luz de las personas y nos recuerdan que hay buenos corazones, somos más los que queremos hacer el cambio. Noticias positivas que abren paso entre esta situación.