Febrero acaba de empezar y con él llega la soleada primavera. La época del año en que florecen las flores supone el cambio de armario hacia prendas ligeras, de multitud de colores y con siluetas fluidas y femeninas.

La pasarela presentó, el pasado verano, las principales colecciones para este 2020.

El Tie dye sigue más fuerte que nunca

El efecto desteñido de las prendas no es una novedad, lleva varias temporadas en tendencia pero se resiste a marcharse. Esta temporada lo vemos, sobre todo, en vaqueros. Suma a tu armario esta tendencia que nos hace viajar a los 90s e inspírate con las colecciones de casas como Acne, Dior, Tibi e Isabel Marant.

Todo al traje de colores

Una de las prendas clave de la estética masculina se viste de feminidad esta temporada. Atrás quedaron los trajes oscuros que han protagonizado el invierno, ahora la primavera habla de trajes dos piezas (formados por blazer y pantalón de corte amplio) bañados en tonalidades llamativas y vibrantes. Marcas como Prabal Gurung, Christian Siriano y 3.1 Philip Lim nos muestran algunos ejemplos.

Metalizados al poder

Las mujeres que amen la moda más vibrante y apta para las fiestas de altura estarán de acuerdo con que el efecto metalizado es ideal para las noches de primavera. Lo vemos tanto en dorado, en plateado como en otros tonos menos comunes y forman un acabo ideal para llevar con vestidos o con pantalones. Numerosas tiendas low cost ya han adaptado esta tendencia a sus colecciones y se han inspirado en propuestas de casas como Celine, Christian Siriano, Brandon Maxwell y Marc Jacobs.

Vestidos largos de crochet

El crochet nos recuerda al verano, a la playa y a los días soleados. Este tejido de aires hippies ha sido el protagonista, en forma de vestido, de las propuestas de casas como Gabriella Hearst, Celine y Alexander McQueen. De este modo vemos cómo la tendencia bohemia sigue más viva que nunca.

Cuadros más cuadros

El estampado de cuadros, mayoritariamente siguiendo una estética que nos recuerda al estilo british, se adueña de la pasarela de firmas como Marc Jacobs, Victoria Beckham y Chanel. Ambas firmas dibujan a una mujer femenina que defiende, con elegancia, un combo propio de la tradición masculina en clave print de cuadros.

La (eterna) gabardina

La gabardina (o trench) es una pieza clave para la primavera. Sirve como escudo para los días de lluvia o para las primeras horas de la mañana y cada temporada se presenta de una forma renovada (aunque vemos como algunas firmas siguen apostando por el patrón original). Esta primavera 2020 la hemos observado, entre otros, en el desfile de Sacai, Celine o Michael Kors.

Los cinturones de cuerda

En cuanto a accesorios, los cinturones de cuerda (de estilo náutico) son una fuerte apuesta esta temporada. Los podemos usar tanto para ajustar un vestido a la cintura como para pantalones de tiro alto y prometen ser un “clonados y pillados” en toda regla por numerosas firmas low cost. Isabel Marant, Valentino y Tory Burch son algunos ejemplos del uso de este estilo de cinturones.

Bolsos con flecos

La estética hippie no solo se materializa en vestidos largos de aires bohemios, los flecos se adueñan de los bolsos más cool esta temporada. Los vemos en diferentes largos, colores y posiciones, pero lo que está claro es que es una tendencia fácil de reproducir en nuestro día a día (y que triunfará, seguro, en el street style). Puedes ver algunos ejemplos en el desfile de Loewe, Missoni, Off-White y J.W. Anderson.